Belondrade y Lurton 2010

|  Comentarios
24,00 €
Precio recomendado por:
(Bodega Belondrade y Lurton)
Vino blanco (100 % Verdejo)
Bodega Belondrade y Lurton
Rueda
España
Año: 2010

 Comité de cata de Selectus Wines
 10 de marzo de 2013

La joya blanca de Castilla León anduvo de enhorabuena el día en que Didier Belondrade quedó prendado de los encantos que la casta verdejo podía ofrecer al mundo del vino y se inició así una relación perenne que les ha llevado mutuamente a ser uno de los matrimonios más fructíferos en todo el territorio nacional en cuanto grandes blancos españoles se refiere. Ella, denostada en el pasado, nunca tuvo quien la cuidara, quien la mimara y quien le hiciera creer en todo el poder aromático, glicérico, sensorial y elegante que aunaba en su interior. Él, un francés nacido entre el Tart y el Garona quedó ensimismado de ella tras el primer sorbo, la imaginó vestida de un sutil roble elegante para convertirla en eterna y alzándose así como Reina de la tierras castellanas, le propuso de inmediato compromiso eterno. Lo que ocurrió después de 1994 ya es historia en la región de Rueda.

Vista

Amarillo pajizo con destellos ligeramente dorados. Limpio y brillante.

Nariz

Muy franco, floral y ligeramente anisado y piel de cítrico. Sin notas evidentes de barrica nueva.

Boca

Ataque intenso, muy redondo y refrescante. Recuerdos de vainilla fresca, camamila y amargos suaves agradables. Notas profundamente minerales escondidas al final de la copa. Buena acidez y aun con margen de mejora en botella.

Comentario

No nos cansaremos nunca de ver el progreso que imprime esta verdejo año tras año y es que lo más agradable de probar los vinos de Didier es descubrir su majestuosa destreza para crear un vino que se disfruta tanto siendo joven como su continuo gozo cuanto más tiempo la botella la encierra en su interior. Esta añada es soberbia y muy buena en todos los aspectos. No es necesario esperar ya mucho más si se quiere percibir la esencia de la uva verdejo magistralmente fermentada en barrica y criada durante diez meses, pero su evolución, marca de la casa, hará las delicias de los más pacientes si la tentación no se cruza en su camino. Imagínenlo con unas gambas con dados de pie de cerdo. Sublime.

Comentarios