Las Lamas 2010

|  Comentarios
89,50 €
Precio recomendado por:
(Descendientes de José Palacios)
Vino tinto (100 % Mencía)
Descendientes de José Palacios
Bierzo
España
Año: 2010

 Comité de cata de Selectus Wines
 10 de marzo de 2013

Descendientes de José Palacios nace en 1999 en el término leonés de Corullón de la mano de Álvaro Palacios y su sobrino Ricardo, alma mater del proyecto que rebosa energía por los cuatro costados. Cuenta con un total de 27 hectáreas y una selección de parcelas con cepas viejas de gran calidad que significan una constante en su búsqueda de la perfecta Mencía. Sus vinos se rigen por principios biodinámicos y logran así vinos frescos, con carácter y expresivos que demuestran la grandeza de la uva Mencía, imagen perfecta de la singularidad que nos muestra la comarca del Bierzo. Los viñedos están diseminados en pequeños parajes localizados en diferentes altitudes que reflejan la abrupta orografía formada por laderas con pronunciadas pendientes.

Vista

Color rojo cereza purpura con reflejos violáceos, muy limpio y brillante.

Nariz

Muy limpia y fresca, con enorme presencia de fruta roja. Notas balsámicas muy marcadas y finalmente aparecen notas ligeramente tostadas.

Boca

Con un tanino muy domado y armonioso en conjunto, es elegante y sedoso. No tiene un peso excesivo en boca pero sigue siendo muy frutal. El final de boca es mineral, ligeramente especiado y con recuerdos torrefactos muy sutiles.

Comentario

Las Lamas 2010 nace del paraje que lleva su nombre y está formado por tres parcelas de viñas muy viejas con unos rendimientos ínfimos, sobre laderas vertiginosas donde se asientan los viñedos bercianos. Posteriormente es criado con suma delicadeza durante aproximadamente 14 meses en barrica de roble francés dando como resultado un vino de gran definición y enorme elegancia. Quizás huye un poco de la potencia que se otorga a su homologo Moncerbal, más opulento en todas sus facetas. Destaca la armonía y sutileza con una deliciosa fruta fresca muy evidente tanto en nariz como en boca. Aunque puede evolucionar favorablemente en los próximos años, sorprende lo amable y accesible que es ahora en esta añada 2010. Un maridaje especial puede ser llevarlo al límite con un lechazo deshuesado con cerezas.

Comentarios