Els Escurçons 2009

|  Comentarios
45,00 €
Precio recomendado por:
(Mas Martinet Viticultors)
Vino tinto (Garnacha Negra, Syrah)
Mas Martinet Viticultors
Priorat
España
Año: 2009

 Comité de cata de Selectus Wines
 24 de junio de 2013

Josep Lluís Pérez es otro de los nombres míticos que marcaron en los años 80 del siglo pasado la revolución de los llamados nuevos Priorat y fue percusor, junto a otros, del salto cualitativo de la zona. Hoy en día Mas Martinet es una bodega de referencia en la franja y ha destacado siempre por su implicación directa en varios proyectos de la zona. Actualmente está dirigida por su hija, la carismática y simpática enóloga Sara Pérez. Sus vinos se rigen actualmente bajo criterios de agricultura biológica e intentan huir de manera muy evidente de los burdos maquillajes que puedan aportar las maderas en sus productos, cuidando de manera muy exhaustiva el fruto que recogen y administrando de manera individual todas sus parcelas, transformándolas en vinos auténticos y marcados fielmente por las variedades autóctonas del Priorat.

Vista

Rojo cereza brillante adornado con puntas granates. De capa media.

Nariz

Tremendamente golosa en inicio hay presencia notable de fruta fresca muy bien conjugada. Aromas de tabaco de pipa y cedro muy cautivadoras.

Boca

Con buen ataque, contrasta por ser cálido y fresco a la vez. Sin estridencias. Presencia ahora de frutos rojos con una acidez final muy agradable que le aporta equilibrio.

Comentario

Uno de los vinos parcelarios de la familia Pérez Ovejero que elabora en la propia finca que le da el nombre, situada en el municipio de Falset a una altura de más de 600 metros y siendo quizás una de las viñas más altas del Priorat. Plantada casi en su totalidad con Garnacha, el resultado final no podría ser más seductor. En general nos ha parecido un vino extremadanamente fresco para tratarse de un Priorat pero vemos que es una tendencia muy bienvenida de los últimos años en la zona. Escurçons es elegante y fino pero sin ablandarse en boca y está dotado de muy buena estructura. Los recuerdos de licorella (pizarra triturada) son muy evidentes y están muy bien abrazados por una fruta realmente fresca y carnosa. Una delicia de vino que hay que valorar muy seriamente como el camino a seguir para muchos Priorat que quieran huir de los excesos de barrica y las sobremaduraciones extremas. Un excelente trabajo de Sara Pérez.

Comentarios